Sublime despedida en Cerro del Moro

La Sociedad de Cazadores de Belmez puso el pasado sábado 12 de enero un perfecto colofón a su temporada de caza mayor con la celebración de la tercera montería de la misma, en concreto en la mancha El Bizcochero, situada en la finca Cerro del Moro, en la propia localidad de Belmez (Córdoba).

Con una temperatura agradable y sin apenas viento amaneció una jornada que alternó momentos de sol y nubes, las cuales amenazaron lluvia en determinados instantes, pero que no descargaron agua.

Así las cosas, los socios se dieron cita temprano para degustar unas suculentas migas con café y dulces antes de que se produjese el sorteo, que en esta ocasión se realizó por armadas, como es habitual en esta sociedad, con el fin de cerrar rápidamente la mancha, la más grande de las tres de las que se compone su programa.

La organización montó un total de 70 puestos, incluidos los ocupados por 13 cazadores de Bélgica, quienes protagonizaron la anécdota de la jornada. Estos cazadores belgas llegaron atraídos por la buena gestión de esta sociedad y los parajes que ofrece esta mancha. Sin duda, una muestra de reinvención ante la crisis y un ejemplo de búsqueda de soluciones que contribuyan a la autofinanciación de las sociedades y que ayudan a que los socios puedan continuar disfrutando de la caza mayor.

Con todos los puestos colocados, se produjo la suelta de las 25 rehalas que contribuyeron a mover a las reses y, por ende, a intensificar el tiroteo. En la armada del cierre de Miraflores se abatió el jabalí más grande cobrado, que arrojará una calificación entre medalla de bronce y plata.

En otras armadas, como Los Portillos, Miguel Ruiz abatió seis cochinos, mientras que en el Camino central de los cotos se cobraron 10 reses, al tiempo que en la Traviesa de los cotos fueron 12 las reses abatidas, destacando un venado de de 15 puntas de Francisco Torres.

Con el toque de la caracola, los monteros pudieron disfrutar de un completo almuerzo, compuesto por aperitivos variados y un plato de habichuelas mientras esperaban la llegada de las reses. La recogida de las mismas fue dificultosa debido a la gran extensión de la mancha, lo que obligó a Javier Blasco, el presidente de esta sociedad, a retrasar su llegada hasta última hora, pues se encontraba enfrascado en esta labor.

Al final, el tapete quedó conformado por 34 jabalíes y 27 venados, entre los que sobresalieron el mencionado jabalí que arrojará una buena valoración, así como dos navajeros y otros cinco venados de entre 14 y puntas.

La directiva de la SC de Belmez quiere agradecer a todos los cazadores que han confiado en ellos durante el primer año de gestión y se disculpan por aquellos aspectos que se puedan mejorar, comprometiéndose a hacerlo en los próximos meses.